El virrey Bucareli haciendo la gracia de la lotería para el notario