El virrey D. José Solis y Folch con hábito franciscano